compartir

Alimentos básicos en nuestra despensa

Foto legumbres en la despensa

Una buena despensa compensa la falta de tiempo, suple el apuro ante visitas inesperadas o contratiempos, ayuda a mantener una dieta sana y equilibrada y contribuye a ahorrar. Pero, ¿cuáles son los alimentos y productos que nunca deberían faltar en las reservas de tu alacena? Hacemos una lista de ellos para ayudarte a crear la despensa ideal.

 

Alimentos básicos para crear la despensa correcta

1. Pasta y arroz

Nunca pueden faltar y siempre debes contar con algún paquete o bote demás. La razón es que son alimentos naturales básicos que nos aportan más del 50% de los hidratos de carbono que nuestro organismo necesita. Además, son muy versátiles y socorridos en esos momentos de “no se qué hacer para comer” o si, de repente, tienes visita. Con pocos ingredientes, puedes tener de una vez varios platos Por ejemplo: arroz con tomate, arroz con huevo, ensalada de pasta o pasta al ajillo. Incluso, puedes hacer sobrantes para congelar y tener reservas a las que recurrir en otro momento.

El arroz también puede venirte muy bien para crear postres o suplir meriendas. Por ejemplo, puedes hacer un arroz con leche y canela, un tentempié ideal.

Foto Bote de pasta en nuestra despensa

2. Legumbres

Las leguminosas son una fuente inagotable de hierro y vitaminas, tienen niveles muy bajos de sal y un alto contenido en fibra. Si las combinas con otros cereales, como el arroz, no solo crearás platos con un alto contenido nutricional, tanto como el que tiene la carne, sino que también saldrás de un apuro. En poco tiempo, puedes hacer un estofado de arroz con lentejas, unos garbanzos con patatas o, incluso, unas lentejas con arroz.

Las legumbres también están disponibles en tarros de cristal. Si optas por este formato, acuérdate siempre de lavarlas.

Legumbres en nuestra despensa

 

3. Latas de conserva

No hay alacena que se precie que no cuente con una reserva de latas de conserva de pescado, ya sea de mejillones, de sardinas, de pulpo, de atún o de caballa. Primero, porque tienen un alto contenido ácidos grasos Omega 3 y proteínas, muy salubres para nuestro sistema cardiovascular. Segundo, porque en el momento que lo necesites solo tienes que tirar de la anilla y ya tienes a tu disposición, además de la proteína animal que necesitas al día, un sinfín de posibilidades: como tentempié, con arroz, en ensalada, con pasta, etc. Eso sí, es conveniente que te decantes por las conservas en aceite de oliva porque son de mayor calidad.

4. Aceite de oliva

Se puede decir que es el imprescindible de tu alacena, por cuanto constituye el condimento esencial para aderezar, para cocinar cualquier plato y para transformar cualquier alimento en un gusto para el paladar. A esto se suma su alto contenido en ácidos grasos esenciales, antioxidantes y vitamina E. En su defecto, puedes incluir aceite de girasol. No es de peor calidad, pero tiene menor contenido de grasas de monoinsaturadas.

Foto El aceite de oliva es un básico de la despensa

5. Leche

La leche es un alimento muy completo, rico en calcio, proteínas, vitaminas, grasas o carbohidratos. Nos saca del apuro de los clásicos desayunos o meriendas, es esencial para crear postres, como natillas, zumos o batidos y un ingrediente imprescindible para crear algunas salsas, como la bechamel. La mejor forma de conservarla es en tetrabrik, para que la intensidad de luz no estropee sus propiedades.

Foto La leche es un básico en nuestra despensa

6. Verduras

Las verduras envasadas son, prácticamente, tan sanas como las naturales. Eso sí, tienen mayor contenido en sal, por lo que antes de cocinarlas debes lavarlas para retirar este o los restos de químicos que pudieran contener. Además, son muy socorridas y un bote te permite hacer un primer plato en un santiamén, tener una rica guarnición o crear otro plato, como revuelto de menestra.

Foto Las verduras son un imprescindible en nuestra despensa

7. Frutas

Las frutas enlatadas no solo conservan las mismas vitaminas que las naturales, sino que también son muy funcionales, sobre todo cuando no has tenido tiempo de comprarla fresca, cuando se te ha acabado o para crear algunos postres. Es recomendable que te decantes por las frutas que vienen en su propio jugo, porque las que contienen almíbar tienen un alto contenido en azúcar.

Foto de frutas en la despensa

8. Salsa de tomate

Tener en la recámara un bote de salsa de tomate puede “arreglarte” en muchas ocasiones. El triturado es perfecto para crear sofritos o aliños y la salsa es un aditivo ideal para un plato de pasta o para un huevo frito. Además, es bajo en grasa y rico en antioxidantes.

9. Comida preparada y snacks

Aunque se recomienda un consumo esporádico, es cierto que siempre conviene tener algo de este tipo en la reserva. Un plato de comida preparada siempre puede venir bien cuando no has tenido tiempo de cocinar o si tienes visita, al igual que los snacks.

10.Condimentos aromáticos

Tener reservas de otras especias, las que más te gusten, es muy recomendable. Son muy digestivas y antisépticas; las perfectas sustitutas del sal y el condimento ideal aderezar tus platos y darles un sabor diferente.

Fotos condimentos aromáticos

Organización de los alimentos en la despensa

Es aconsejable que la organización de nuestras provisiones de alimentos siga los parámetros de la pirámide de alimentación indicada para la dieta mediterránea, que es la más recomendada y saludable. Para no caer en la tentación, coloca los productos que se recomienda consumir ocasionalmente en lugares más altos, fuera de tu vista, y posiciona los de consumo habitual, es decir, los más saludables, a la altura de los ojos.

Foto Organizar la despensa

Organiza los productos de tu alacena desde abajo hasta arriba, en función de sus propiedades nutricionales. Evita que tu despensa esté al ras del suelo para que se conserven mejor o impedir el acceso a insectos. Otro aspecto importante, es que esta no tenga demasiada luz o esté sometida a cambios bruscos de temperatura. Las variaciones de temperatura y la luz pueden modificar los nutrientes de los alimentos o provocar la contaminación de los mismos.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recetas muy fáciles
Cerrar
Las mejores recetas para Dummies en tu Correo
Te enviaremos cada semana un resumen de las mejores recetas.

Puedes darte de baja en cualquier momento.
X